Autoevaluación personal: la autoestima y el valor de la mirada

Constantemente recibimos mensajes tanto verbales como no verbales, fruto de la comunicación, de ahí su relevancia para la felicidad en la vida. En cuanto a la comunicación no verbal, la misma, se encarga de analizar una serie de canales que hacen posible la transmisión de información en diferentes procesos que se dan en las interacciones entre las personas.

Hay miradas que lo dicen todo y otras que sencillamente no dicen nada. Pero esto no es cierto del todo porque incluso cuando "no nos comunicamos", estamos intercambiando un mensaje. 
Ahora bien, ¿qué rol juega concretamente la mirada en nuestra felicidad en la vida?.

Muy sencillo pero antes de comenzar, debes tener clara una cosa y es que gracias a la comunicación no verbal percibimos indicaciones sobre tres aspectos fundamentales:

1) El carácter de las personas que nos rodean. Este carácter puede ser de diversa índole.
2) Las diferentes emociones que pueden expresar estas personas en un momento concreto.
3) Una serie de reacciones que se dan con respecto a la gente del entorno más inmediato.


...en el caso de las personas enamoradas...
...sentimientos positivos y generan reacciones positivas...


Como dato significativo decirte, que de forma aproximada un 10% se corresponde con la comunicación verbal, un 50% tiene que ver con una serie de componentes sociales y el 40% restante se correspondería con lo que conocemos como gestos. Dicho esto, hay miradas que denotan felicidad y otras que muestran cosas bien distintas, ¿me sigues?.

La manera en la que miramos a las personas que nos rodean es un ejemplo claro de los sentimientos que tenemos en ese preciso instante. Es decir, a través de la mirada las personas somos capaces de mostrar nuestros sentimientos y de ejercer influencia de manera importante sobre nuestro entorno más inmediato. De ahí la importancia del cuidado de la mirada y la observación. Es importante tener en cuenta que las emociones y los sentimientos guardan una relación muy cercana con nuestra felicidad en la vida, por eso, hay miradas que pueden mostrar felicidad y otras que no.

Algunos ejemplos de esto, serían: miradas de amor, miradas en función de una jerarquía o puesto de trabajo y miradas evasivas.
Seguidamente voy a comentar los diferentes ejemplos para aclarar las posibles situaciones.

Tipo 1:
En general las personas enamoradas permanecen mucho tiempo mirándose a ellas mismas, porque trasmiten sentimientos positivos, alegres, felices y por lo tanto, como trasmiten estos sentimientos positivos, son generadoras al mismo tiempo de reacciones positivas.

Tipo 2:
En el caso de las jerarquías y de los puestos de trabajo, la persona de un estatus menor mira más a la de mayor estatus. Tiene lugar el ejemplo a seguir, es decir, lo toma como modelo y esto se puede percibir fácilmente a través de la mirada y la atención que le presta a la persona.

Tipo 3:
En el caso de las miradas evasivas, un ejemplo característico es cuando nos encontramos en un medio de transporte público y para evitar la comunicación con los ojos, descansamos nuestra mirada sobre un libro, revista o cualquier ejemplar escrito que tengamos a mano.

Además de estos ejemplos que te comento se encuentran otras muchos más, tantos como situaciones posibles, por ejemplo estos: miradas de miedo, tristeza, alegría y de sorpresa.

El estudio de las emociones básicas y sus repercusiones en las personas es un tema muy amplio el cual no voy a tratar de dar respuesta en un único artículo, es decir, continuaré en sucesivos días, pero tal y como te dije no hace mucho tiempo, interiorizar es un aspecto muy importante que se debe tener en cuenta, y en el caso de la mirada, si muestras alegría y felicidad en la vida, la vida te devolverá lo mismo y viceversa. 

Luego para que puedas ser un poco más feliz en la vida y en tu día a día, te recomiendo que hoy practiques un poco con tu mirada, y en el caso que seas una persona "con gesto serio" intentes suavizarlo lo máximo posible.

Para terminar, recuerda no mirar mal a las personas que te rodean, una mirada cálida y amistosa solamente contribuirá notablemente a tu felicidad en la vida, a alcanzar la felicidad plena, trata bien a tu entorno también con la mirada y no lo olvides, la mirada también es una parte fundamental que debemos cuidar, valorar, estudiar y observar. Quiérete más a ti mismo y valora tu mirada.

12 Responses to "Autoevaluación personal: la autoestima y el valor de la mirada"

  1. En la mirada se trasluce todo lo que somos, lo que sentimos y pensamos. Yo soy coleccionista de miradas.

    ResponderEliminar
  2. A través de su mirada, puedes conocer a una persona.
    Siempre miro a los ojos cuando hablo con alguién.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la idea de este blog!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Francisco.
    Sobre la mirada, te diré, que es un lenguaje corporal precioso, si se sabe interpretar, ya que la mirada dice mucho de cada persona.
    Nos podemos fijar en nuestras mismas fotos con el paso del tiempo sabes interpretar esa foto, si pasabas un momento agradable o malo.
    Una sola mirada lo dice todo y más si hay una complicidad.
    Aunque no lo creamos una mirada, nos da amor, ternura y hasta odio, depende de quien nos miren,por una sola mirada sabemos a quien incomodamos y a quien traemos enamorad@s.
    Por eso os digo, que nunca bajéis la mirada que miréis de frente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras... así que yo me fío más de las impresiones que recibo que de lo que me dicen verbalmente. Besos extremeños.

    ResponderEliminar
  6. Hola Francisco.
    En casa vivia con nosotros una tía de mi marido, que les decía mis hijos cuando miraban de reojo.

    "No me mires de reojo, que es mirada de traidor, mirame a los ojos, que es miradita de amor".

    La verdad es que a veces por timidez, hay gente que les cuesta mirar a la cara.
    Por ejemplo yo, cuando era muy jovencita, en cambio hoy día mirar a las personas a la cara, mientras les hablo es una una cosa natural en mi.
    Recibe un abrazo desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por pasarte por mi blog, creo que la mirada dice más que mil palabras & que puede expresar mil emociones juntas , me pasaré seguido por aqui , saludos .

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho esta entrada, es muy cierto que a veces sentimos rechazo de alguien por sólo la forma en que nos mira.

    Me gustaría preguntarte sobre el tema y la gran dificultad que implica mirarse a los ojos a uno mismo, es bien sabido que es algo a lo que no nos atrevemos cotidianamente e incluso puede ser una experiencia demasiado fuerte. ¿Qué hay detrás de todo eso? ¿cuales podrían ser los beneficios al practicar eso?

    Te mando un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Por eso la comunicación no puede ser completa en un medio como este. Yo soy de las que miran de cara. :) También de las que se alimentan de imágenes bellas como las de ayer. Te regalo un mar azul.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Francisco:
    Quería agradecer tu comentario en mi blog. Estuve paseando por el tuyo y tine muy buena pinta; buenas vibraciones y buen contenido, sin duda. Me gusta especialmente porque yo estudio psicología (aunque todavía estoy en segundo).
    Con respecto a este post sobre las miradas, se me viene a la memoria uno de los versos de Bécquer que me gusta mucho, y que dice: "El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada".
    Mira tú, me has hecho recordar este fragmento y la importancia de la mirada.
    Enhorabuena por tu blog.
    Te sigo...
    Un abrazo
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  11. Hola Francisco,
    Me ha gustado mucho esta entrada, ya te dije que me iría pasando por tu blog, aunque no todo lo que me gustaría por falta de tiempo. Me inspiras tranquilidad y muy buenas vibraciones. Tienes razón,a través de la mirada puedes sentir lo que piensan o sienten las personas por ti.
    Enhorabuena por tu blog!!
    Me quedo por aquí, para tenerte más cerca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Algunas personas me suelen decir que miro mal o ''feo''. Quizá soy observadora y no me doy cuenta cuando miro por mucho tiempo a alguien jeje... Aunque mi mirada suele cambiar según como me sienta, no puedo ocultar emociones.

    Interesante post :)

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.