Hoy voy a ser feliz: para ser feliz conmigo mismo

Normalmente, suelo daros consejos, compartir mis experiencias, vivencias y otra serie de cuestiones. Sin embargo hoy, soy yo el que requiere de vuestro conocimiento, para enfrentarme a lo que más miedo me ha dado desde tiempos casi, inmemoriales, son muchos años los que llevo disfrutando de su compañía, desde la amistad, pero no puedo evitarlo, me encanta su forma de ser, aunque comprendo que no formará parte de mi vida como quizás si ocurre en mis sueños.

Es esa sensación de conocer a alguien de prácticamente toda la vida, verla sufrir, ser paciente como pocos y no tener valor de intentarlo, hasta que hace un mes aproximadamente dije basta, y como ante todo, me considero una persona con estrella, porque la vida siempre me ha ayudado, decidí que ahora, jugaría mis muchas cartas, pero eso es otra historia.

...soy feliz con mi vida y mis cosas...
...pero ella, sería ese extra más, inmejorable...

Desde pequeño, mi madre me enseñó a ser agradecido y saber valorar las cosas en su medida, hoy, doy gracias por ello y también, por las repercusiones que con el paso del tiempo tienen estas enseñanzas en cuanto a mi felicidad en la vida.

Hace muy pocas horas, concretamente, ayer por la tarde, estaba trabajando en casa en unos proyectos y recibí un mensaje, decía algo así como: "Estás en tu casa? Soy X chica".

Pasados unos cinco minutos que necesitaba para terminar unas cuestiones en las estaba trabajando, concretamente, en parte de su regalo de cumpleaños, la llamé y acordamos vernos.

No se imaginan cuantas veces he rezado por las noches, pidiendo un poco de atención por su parte, es curioso, ahora que verdaderamente decido combatir mi más profundo temor, ahora precisamente es cuando la entiendo al menos, en una pequeña parte y es algo, para lo que no tengo palabras.

...en cierto modo, es como la luz...
...cuando no está, todo parece tan oscuro...

Os pongo en situación, ella venía en el tren, de su lugar de vacaciones y estaba justamente llegando a la ciudad donde vivimos ambos. Me sentí tan afortunado que carezco de palabras y es que, pasados unos días, se acordó de ese amigo, desde hace ya muchos años, que siempre ha estado ahí, con ella, el que jamás se apartó de su lado, y ahora más que nunca lo está. Resumiendo, me concedió la oportunidad de verla y lo digo así, porque está realmente ocupada, como de costumbre.

Salí a su encuentro y a unos 400 metros me de detuve, venía con una camiseta gris ajustada, gafas de sol, una maleta, muy morena del sol y como es ella, guapa como realmente nadie.

Saben, dentro de nada, es su cumpleaños y tengo algo para ella, pero no voy a hacerme ilusiones, además de ser una chica bastante atractiva, ella es mucho más que eso. Es cierto que tiene dos ojos muy bonitos, una sonrisa que enamora, pero también es muy complicada, que le vamos a hacer...

...no hay nada mejor que una chica feliz...
...para sentirme,
todavía más feliz de lo que ya de por si,
 me siento...

Para los que no creen o dejaron de creer en ese cariño al que me refiero, que puede con todo, les pediré que lo recuperen, porque no hay nada mejor que recibir una sorpresa, en ese preciso instante en el que piensas en alguien que es diferente y con el que te sientes, en una nube, flotando, o algo parecido.

Me siento un tanto extraño, recordando algo tan cercano y las múltiples emociones que sentí al poder volver a verla, solamente puedo pedir con todas mis fuerzas a los cielos; ¡Señor, ayúdame, un último esfuerzo, pero por favor, ayúdame!. Sin embargo, desde mi más temprana infancia me enseñaron a ser fuente y valiente de corazón, gracias a un profesor, D. Blas, que tiene mi más profunda admiración y más sincero respeto.

El caso es que os animo a luchar más que nunca por las cosas que cada uno quiere, que verdaderamente puedan hacer más feliz a la persona, sí, a cada uno de vosotros, porque de verdad, con esfuerzo, todo se puede o al menos, hay que intentar las cosas, dicen que la fuerza del corazón puede con todo en la vida, ya lo veremos con el paso del tiempo, pero honestamente, considero que sí, así es.

...y aunque en ocasiones pueda ver el cielo,
de color rojo e incluso haya llorado por ella más de una vez...
...soy realmente feliz, conmigo mismo y mis circunstancias...

Por así decirlo, solamente Dios, mi madre y la luna, son testigos de las veces que he mirado al cielo, esperando ver pasar una estrella, fugaz, para pedir mi más sincero deseo, un poco de atención por su parte, sentarnos en un banco cualquiera, como hacíamos cuando eramos más jóvenes, en definitiva, una chica como ella, normal, porque aunque pueda parecer un poco extraña o incluso pudiere que rara, para mi que la conozco a la perfección, desde hace muchos años, es pura dulzura.

También como os digo, se trata de probablemente lo que más miedo me ha dado desde siempre, es algo así como mi debilidad, mi talón de Aquiles, en realidad se podría decir que "me aterra", pero si debo caer de rodillas, será peleando y con todas mis fuerzas me levantaré del golpe. Solamente pido una cosa más, Dios, dame fuerzas, porque este combate podría realmente dejarme al borde del K.O.

¿Vale la pena luchar realmente por lo que se quiere de corazón?.
Pienso que sí y espero no equivocarme.

...Señor...
...fuera lo que fuese que sucediere,
no permitas que me hunda,
como nunca lo hiciste...

Antes de terminar, pido disculpas a todos los que no crean en la existencia de ese Dios superior, por encima de nosotros, es tan sólo algo personal, que forma parte de mis convicciones y de mis creencias a nivel personal, espero que nadie se sienta ofendido y si así fuera, tengan mis más sinceras disculpas por ello.

¡Para terminar, que tengan un buen miércoles y por supuesto, la mejor de las suertes para el equipo de mis amores, el Real Madrid en su partido de hoy frente al Barcelona, en la Supercopa de España!

8 Responses to "Hoy voy a ser feliz: para ser feliz conmigo mismo"

  1. Mi querido Francisco, lucha, lucha, lucha por tu sueño y tu sueño es ella.
    Claro que vale la pena y mucho, porque estás buscando tu felicidad.
    Ojalá tu Dios que es también el mío, te eche una mano y si está ocupado en otros menesteres no te preocupes, tú te bastas solito porque aunque no te conozco personalmente, sí conozco tu alma y es tan bonita que seguro que ella termina enamorándose de ti como tú lo estás de ella.
    Mucha suerte e insiste, al final obtendrás tu recompensa.
    Un beso y buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel, muchas gracias por el comentario, me ha ayudado bastante y tengo poco más que añadir ahora mismo, salvo,

      ¡GRACIAS!

      Saludos,
      Francisco M.

      Eliminar
  2. A través de la bitácora de Maribel, paso a saludarte y te comento que la tuya me parece ser de lo más fructífera para quienes buscamos ese apoyo común en el Dios de la comprensión y de la esperanza.
    Seguiré visitándote.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Armando, bienvenido y un placer tenerte por este sitio.

      Te entiendo mejor de lo que piensas en cuanto a la fe.

      Otro para ti,
      Francisco M.

      Eliminar
  3. Vale la pena luchar con todo, por un instante de felicidad total. Lucha con todo por conquistarla como quieres y logra con la inteligencia emocional que te caracteriza por que ese instante dure muchísimo, si fuera eterno que mejor!!! Ninguna mujer inteligente desaprovecharía la oportunidad de tener junto a ella a un hombre con tus cualidades y amarlo totalmente.
    Fuera miedos y ¡a por ella!
    Un abrazo y buena dotación de anises muy perfumados, que haran la función de cupidos, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, la victoria pertenece al mas perseverante dicen, y al final, todo se encaja en su orden natural logico, lo veremos.

      Un beso,
      Francisco M.

      Eliminar
  4. Me emociona mucho como escribes.Vivo casi en tu corazón y siento como tu la emoción de ver a esa persona que tanto significa para ti.Yo soy de esas que no cree en tu Dios, tal como me lo han presentado toda la vida, pero si creo en "algo-alguien" que esta al quite, para que el Universo junte a las personas o a los acontecimientos.Admiro tu valor para confesar públicamente, tus sentimientos y emociones. Has pensado que ella puede leer tus palabras?, creo que no estaría mal que lo hiciera, para que viera la persona tan fantástica, que llora, ama y suspira por ella.Sigue siendo así eres genial.Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosalía, también te entiendo mejor de lo que piensas.

      Es perfectamente respetable, cualquier tipo de creencia desde el respeto, te entiendo también en cuanto a eso.

      No tengo nada que esconder, la admiro, la respeto, y a pesar de que muchos la tenga como idealizada, sigue siendo dentro de sus extrañezas, una chica normal, de carne y hueso.

      No me da miedo que pueda leerme, no me molesta, porque lo hago desde el respeto, desde un lugar totalmente anónimo salvo para mi familia y muy contadas amistades de mi más sincera confianza.

      Si lo lee, le vendra realmente bien hacerlo, ella sabe perfectamente todo lo que vale, para bien y para mal.

      Un beso,
      Francisco M.

      Eliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.