Felicidad en la vida: cuidado con la dependencia emocional

Hoy me gustaría mandar un aliento, para todos aquellos que se encuentran perdidos e invitarlos a recordar que la felicidad en la vida, reside en nosotros mismos, en nuestros momentos, y nunca en la dependencia emocional que tenemos con respecto a terceras personas. 

...tienen motivos suficientes para ser felices...
...siempre es mejor sonreír en la vida...

Comienzo, en todas las relaciones humanas, cuando se profundiza sobre ellas, se generan vínculos emocionales, pudiendo en última instancia llegar a una dependencia emocional.

No me gustaría que se malinterpretasen mis palabras, no soy un hombre sin sentimientos, ni tampoco una piedra.

El caso es que necesitamos relacionarnos con el conjunto de nuestros semejantes, es decir, no es la mejor idea del mundo, aislarse y no tener contacto con el resto de individuos que conforman nuestra especie, eso es algo que es perfectamente comprensible y por lo cual, no continuaré más en esa línea.

Pero, ¿qué hay de la dependencia emocional?.

...las relaciones humanas son necesarias, útiles y realmente muy positivas...
...la dependencia emocional, mal gestionada, te hará menos feliz, tú decides...

Desde que tengo uso de razón, mi madre, mujer a la cual realmente admiro y considero excepcional dentro de la propia excelencia, se preocupó desde edades muy tempranas de darnos tanto a mi hermano, como a mi mismo, una educación basada en tres principios fundamentales:

1º) Respeto.
2º) Esfuerzo.
3º) Personalidad.

En esta ocasión, me centraré en la tercera de ellas, la personalidad.

La personalidad es la que nos permitirá, evitar caer en la dependencia emocional y/o afectiva.

En múltiples ocasiones, somos nosotros mismos los que generamos unas necesidades que no existen, ya que somos perfectamente capaces de ser felices en la vida, por nosotros mismos, no siendo necesaria dicha dependencia, creada, en forma de necesidad con respecto a terceros.

...no debemos tener miedo a enamorarnos ni nada parecido...
...pero nuestra personalidad, 
tampoco deberíamos en esencia, perderla...

Las necesidades nos hacen vulnerables, y realmente, el amor hacia nosotros mismos debe ser siempre lo primero, aunque haya casos en los cuales, se antepone la aprobación por parte de terceros, en cuanto al amor que tenemos hacia nosotros mismos. Quererse uno mismo es algo muy necesario, dentro de un mundo individualista, ten cuidado con la dependencia emocional.

Digo que sería interesante tener cuidado con la dependencia emocional, porque nada es para siempre, y determinadas cuestiones como podría ser la pareja actual que tienes, podría no serlo tampoco.

Si en lugar de contar con una dependencia emocional, entiendes por ejemplo las relaciones de pareja, bajo un punto de vista de felicidad en la vida, te ahorrarías quizás, sufrimiento innecesario.

Me explico, lo primordial o lo principal es el quererse uno mismo, el amor que tenemos por nosotros, por nuestra persona, traducido entre otras cuestiones en: afán de progreso, adquirir cultura o prosperar en la vida, evitando por supuesto, narcisismos.

...dedica tiempo a valorarte, quererte...
...solamente si uno mismo se quiere, podrá ser querido por su entorno...

La felicidad en la vida como ocurre con las relaciones sociales o las parejas, es posible, claro que lo es, pero si entendemos las relaciones como un complemento más para nuestra propia felicidad en la vida.

Aunque existan vínculos emocionales y/o afectivos, en el hipotético caso de que las circunstancias no fuesen como esperas, siempre te quedaría la felicidad que reside en ti, en tu persona, en ese tu y tus circunstancias, en tu interior.

Por ello, vive, ama, sufre, sí, pero no pierdas las ganas de vivir, ilusiones, caigas en una depresión recordando un pasado o viviendo un presente que no te pertenece. 

La vida es fantástica, algo maravilloso, a veces, es incluso más que eso, piensa por un momento esos momentos que querrías atrapar para siempre y no dejarlos escapar, por ejemplo la sonrisa de esa chica que tanto te gusta en un momento increíble.

...tu momento...
...sigue dentro de ti y es ahora, no lo olvides...

El futuro es nuestro, nos pertenece y debemos de valorar eso. Ser más felices depende exclusivamente de nosotros mismos.

Recuerda, no es lo que tienes, en realidad, es lo que haces con lo que tienes en tu vida lo que marca las diferencias y nos hace únicos.

Si puedes y tienes motivos para sonreír, no estés triste, sería una opción realmente equivocada.

6 Responses to "Felicidad en la vida: cuidado con la dependencia emocional"

  1. Hola Francisco, hoy sólo me paso para agradecerte tus palabras.
    No me encuentro bien,por lo que no te comento tu entrada.
    Un beso y mañana será otro día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel, muy bien, a mejorarse prontito!

      Besos,
      Francisco M.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada, la vida es fantástica, el amor es el principal protagonista, pero sin las codependencias hacia otras personas, porque entonces sí, lo daños son muy grandes. Nunca encontraremos en los demás lo que no tenemos en nosotros.
    Besos sonrientes.
    p.d. Pero cuando haya que llorar, no hay que reprimirlo, hace mucho bien, libera, para después poder sonreír mejor, pues no todo depende de nosotros, muchas cosas nos llegan y nos afectan, sin siquiera imaginarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, me has impresionado, tienes mucha razón.

      Gracias por el aporte,
      Francisco M.

      Eliminar
  3. Tu escrito es un alegato a la libertad de la felicidad, hay que salir fuera de uno y observar como hay mundos(personas) que te muestran el sentido positivo de estar vivo.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola fus, correcto, además de vivir es necesario demostrar que se está vivo y no olvidarlo.

      Un saludo,
      Francisco M.

      Eliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.