Felicidad en la vida: la sonrisa

No hay mejor manera de disfrutar la belleza de vivir que haciéndolo con una sonrisa en el rostro. Hay veces en las que no somos conscientes de todo lo que podemos llegar a conseguir con una amplia sonrisa en la cara, en el caso de la felicidad en la vida, no podía ser menos.

Se trata de un gesto que es corriente, cotidiano y que todos podemos realizar cuando queramos, aunque no todos llegan a utilizarlo por diferentes razones.

Hay personas que deciden disfrutar de la alegría de vivir, utilizando la sonrisa, como es mi caso. Es más, te invito a ponerlo en la práctica también en tu persona.

...nunca te olvides...
...de sonreír...

El uso de la sonrisa, es importante ya que da un enfoque diferente a las adversidades que nos suceden. Formas de sonreír hay casi tantas como ingredientes podrían llegar a ser incorporados a cualquier tortilla.

De hecho, se me ocurren muchos de estos tipos de sonrisas, todas ellas realmente bellas. Incluso en los momentos más tristes, cuando te encuentres más decepcionado, igual también un tanto sólo, no olvides que el mejor antídoto para combatir el sufrimiento, el dolor y la pena, es mantener un gesto de simpatía, alegría, felicidad en el rostro y su máxima expresión vendría a ser, la sonrisa.

Las propiedades de sonreír son altamente recomendables como herramienta útil al servicio del individuo para luchar contra el malestar, favoreciendo enormemente que tu bienestar emocional se encuentre en equilibrio y además, es totalmente gratis.

Lo creas o no, algunas de las sonrisas, quizás hasta es posible que estés pensando en alguna concreta ahora mismo, llegan a la esencia de todos nosotros, a impresionarnos tanto que nos dejan, sin aliento, sin palabras, sin la capacidad de reaccionar, provocando en nosotros, toda una lluvia de emociones que nos colman de felicidad en su máxima expresión, en nuestra vida.

Lo dicho, nunca dejes de sonreír, tampoco permitas que nadie deje por tierra tu sonrisa y sonríe. No hay nada más bello y honorable que ir por la calle con un gesto de simpatía, con una sonrisa en el rostro. Disfruta de la vida con una sonrisa y los demás, tu entorno, amistades, familia y en general, el mundo te lo agradecerá.

Mi recomendación de hoy es que mantengas a mano una amplia sonrisa, los momentos tristes llegan solos y podrás entonces utilizar una amplia sonrisa para combatirlos, dando un paso adelante más en tu camino, hacia la felicidad en la vida.

2 Responses to "Felicidad en la vida: la sonrisa"

  1. ¡Ojalá! no es tan fácil... hay momentos realmente duros en que es prácticamente imposible sonreír. Sin embargo, hay que sonreír siempre que se pueda!!!
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sara, tienes razón hay ocasiones en las que no es nada sencillo pero como bien dices, siempre hay que intentar las cosas porque ahí está precisamente la clave, en intentarlo, intentarlo y seguir intentándolo.

    Otro para ti,
    Francisco M.

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.