Hoy voy a ser feliz: la humildad como camino hacia la felicidad en la vida

Existen una serie de valores o virtudes, que no debemos obviar, uno de ellos, es la humildad.

Siendo humildes podemos llegar a ser más felices en la vida.

Mediante la humildad podemos llegar a profundizar en lo mejor de nosotros mismos y ser mejores personas,  porque en esencia, desde esta perspectiva se pone de manifiesto la grandeza de la humanidad.

...ser humilde...
...solamente te hace más grande...

Estamos en contacto con lo que hacemos, siendo participes de ello, con nuestros actos a lo largo de la vida y damos respuesta a los mismos bajo un punto de vista concreto, en función del orden lógico de las distintas situaciones y contextos.

Ser humildes o no serlo, no puede ser comprendido solamente bajo este orden lógico, por tratarse de una virtud o valor, además, se viene perdiendo con el paso del tiempo.
Ser humildes no está de moda, pero nos hace todavía más únicos, porque nada mejor que alcanzar la felicidad en la vida, desde la humildad, intentando no destacar en todo momento.

Recuerda que todos somos iguales, nadie es mejor ni peor que nadie, tú tampoco lo eres y yo, menos.

La humildad en la vida, tiene una relación directa con el éxito , triunfo y todavía es más, será mejor conseguir algo siendo humilde que en el caso contrario.

Cuando buscamos el reconocimiento por alguna acción, entramos en el campo del interés, de la satisfacción personal bajo un punto de vista egoísta, dejando a un lado una negociación en la que ambas partes se ven beneficiadas.

Esto es incompatible con la humildad, luego intenta en todo momento que te sea posible, ser humilde, aunque tengas éxito en la vida y todo parezca ir estupendamente, humildad.

...realmente no importa...
...lo que tengas, 
mientras tengas, 
un corazón enorme...

Las pequeñas o grandes cosas, los detalles, gestos y en definitiva todo nuestro alrededor debe ser entendido y tratado desde el punto de vista de la humildad, porque el hombre no es en su esencia, ni más ni menos que nadie.

Todos somos exactamente iguales, la prueba más clara de ello se encuentra en que, pasado un tiempo sencillamente, el hombre no existe.
Sus átomos entran a formar parte de otro ser vivo, quedando o quizás no, un mero recuerdo del mismo, en función de cada caso concreto.

Si por ejemplo, haces algo digno de reconocimiento, serás reconocido y pasarás a los años sucesivos gracias a dicho reconocimiento, a eso me refiero.

Ejemplos pueden ser:
a) Grandes músicos.
b) Pintores.
c) Escultores.
d) Escritores.
f) Presidentes de Gobierno.
g) Pensadores.
h) Científicos.

La humildad no se puede medir, comprar, obtener un beneficio económico de ella pero te ayudará a ser una mejor persona y seguramente también en el camino hacia la felicidad en la vida, porque somos lo que somos y seremos recordados por nuestros actos, comportamientos y si hacemos o no, las cosas de corazón.

Recuerda, intenta en todo momento que te sea posible, ser humilde pero jamás intentes ser falsamente lo que no eres, porque podrás engañar a unos pocos, pero no a todos por siempre.

De intentarlo, solamente traerá sufrimiento y dolor. Si decides ser humilde, que sea de corazón, porque te haga sentir mejor y quieras realmente serlo, pero lo contrario no.

4 Responses to "Hoy voy a ser feliz: la humildad como camino hacia la felicidad en la vida"

  1. En las cosas sencillas hechas con amor, está la grandeza del ser humano, comenzando siempre lógicamente, por los que tienes a tu alrededor.
    La humildad como muy bien la describes está también en el silencio, que siempre habla por sí mismo.
    Gracias por ofrecernos estas reflexiones.
    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Armando, sí, el silencio es casi mas importante que hablar por hacerlo.

      Ser humildes, deberia enseñarse en las escuelas, dando mas importancia a valores que a ser por ejemplo, competitivos y cosas parecidas, solamente traen conflictos en el futuro.

      Un saludo,
      Francisco M.

      Eliminar
  2. Muy buenos consejos para caminar por la vida, envidio a las personas que saben controlar según qué emociones. Vivir es un aprendidaje, y que pena que cuando vamos aprendiendo, tengamos que marcharnos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola ana, muchas gracias.

    Siempre dije que la vida puede ser mejor o peor, fruto de nuestras actuaciones, todo depende de lo que hagamos, nuestro punto de vista y valorar o no por ejemplo, segun que cosas.

    Tienes razon, solemos aprender mas tarde que pronto, pero nunca es tarde para comenzar!

    Saludos,
    Francisco M.

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.