Consejos de felicidad: la felicidad de los demás

Ayer os comentaba que intentaría elaborar un listado de pautas o si lo prefieren ejemplos prácticos que nos pueden llenar de felicidad en nuestras vidas.

La felicidad lo es todo y se encuentra en todos nosotros, no hay secretos, solamente intención, decisión, voluntad de cambio y mejoría en lo individual para saber apreciar todo lo maravilloso que nos rodea en nuestro entorno más inmediato.

Lo primero, antes de nada, decir que se trata solamente de un ejemplo que pueden aplicar, llevarlo a la práctica y en caso que no, no hay ningún problema, porque en días sucesivos expondré nuevas propuestas a modo de consejos.

...muchas manos...
...hacen más que una, la tuya también es importante, no lo olvides ni mires hacia otro lado...

Les pongo en situación, en la localidad donde resido, nos encontramos en fiestas locales y desde siempre me ha gustado colaborar de manera totalmente altruista con diferentes asociaciones, organizaciones y colectivos que presentan necesidades, derivadas de diferentes cuestiones.

Mi país, España, se encuentra en un momento complejo, y por eso, ahora más que nunca toda ayuda es necesaria.

En mi caso, decidí que igual era un buen momento para colaborar como camarero con una asociación de la provincia que trabaja con un colectivo determinado, concretamente las personas que presentan discapacidad intelectual y con sus familias.

Decir, que todo ello, me supuso un laberinto de emociones, para el que no tengo palabras, una satisfacción enorme poder comprobar de primera mano, la felicidad de tantas y tantas personas que allí estaban.

En segundo lugar decir, que sigo creyendo en la posibilidad de un mundo más humano, mejor, con menos desigualdades y en la que la accesibilidad en todos sus niveles y/o concepciones de la misma, aumente.

Por ello, les animo a todos ustedes, lectores de este blog a que si pueden y tienen posibilidad, presten su tiempo a diferentes colectivos que presenten necesidades en sus localidades, porque son tiempos complejos y todo interés es poco.

Recuerda que nuestra felicidad en la vida, depende de nosotros mismos sí, pero cuesta realmente muy poco hacer más felices a las demás personas, personas que requieren de tu interés, esfuerzo y sobre todo, respeto, porque todos somos iguales y tenemos los mismos derechos como ciudadanos.

Por último, recordarte que todos nosotros tenemos algo que podríamos enseñar a los demás, porque en eso, si somos únicos, en cuanto a la imaginación para proponer por ejemplo, diferentes actividades ante distintos grupos según las necesidades que presenten los mismos.

4 Responses to "Consejos de felicidad: la felicidad de los demás"

  1. Hola amigo Francisco, desde Cáritas, en la que ejerzo de voluntaria estoy de acuerdo contigo.
    Cuando nos damos con cariño y ayudamos y somos solidarios, de una o tra forma, la Paz interior fluye y con ello la felicidad.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montserrat, sí, la solidaridad es algo muy necesario en los tiempos que corren.

      Me agrada mucho poder comprobar que todo sigue bien y continuas con estos temas.

      Otro para ti,
      Francisco M.

      Eliminar
  2. Francisco entiendo esa sensacion de bienestar cuando simplemente con escuchar a quien quiere hablar ,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juana, esa sensación tan extraña que nos deja casi sin palabras.

      Me ha gustado el ejemplo, tienes mucha razón :)

      Besos,
      Francisco M.

      Eliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.