Hoy voy a ser feliz: cuidado con la apariencia

Lo primero antes de nada, disculpen el retraso en cuanto a la publicación, ando bastante liado. Mañana contestaré a todas las preguntas de las diferentes redes y también comentarios con tranquilidad.

Dicho esto, comienzo con el tema de hoy, el cuidado de la apariencia y ¿cómo puede influir la apariencia en nuestra felicidad, posibilitando que seamos más felices ahora?.

Para comenzar, decirte que a lo largo de nuestras vidas, durante el camino hacia la felicidad en lo personal y sus múltiples variantes, nos podemos encontrar con personas que aparentan.

...cuidado...
...las cosas pueden no ser como pensamos...


Sin embargo, la apariencia puede no ser sincera o sencillamente, que nuestros ojos, nos engañen y pensemos cosas que igual no son, por eso, mucho cuidado con ello.

¿Te ha pasado?.
No pasa nada, de todo se aprende y de los errores que cometemos, más todavía.

Personalmente, admiro las personas que son sinceras y congruentes con ellas mismas. Es decir, detesto la hipocresía, los dobles fondos o para que me entiendan, personas que sonríen delante tuyo mientras cuando no estás, hacen otras cosas.

Pero como les digo siempre, la vida es muy justa, poniendo cada cosa y persona en su sitio. La inmensa mayoría de situaciones que se te puedan ocurrir y a mi mismo también, tienden al orden o al equilibrio.

Una persona que sea capaz de estar feliz con ella misma, es merecedora de todo mi respeto. Somos el reflejo externo de nuestro interior, si estamos en paz con nosotros mismos, además de ser mucho más felices, viviremos más y todavía mejor.

Tengan cuidado con las apariencias, la realidad puede no ser como pensamos en según que casos, aunque algunas sorpresas pueden ser verdaderamente increíbles y positivas.

3 Responses to "Hoy voy a ser feliz: cuidado con la apariencia"

  1. Completamente de acuerdo, además creo que la base de la felicidad es conocerte a ti mismo y aceptarte tal y como eres, con las virtudes y defectos que todos tenemos. A partir de ahí siempre se puede intentar mejorar. Saludos Franciso.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen texto!
    Algunas veces las apariencias suelen engañar..
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola Francisquillo,tendemos a poner etiquetas muy pronto creo que no terminamos de conocernos nunca,que vamos evolucionando y siempre no pensamos lo mismo ¡espero que para mejor¡.Tengo 47 años soy feliz con momentos y pensamientos distintos a cuando tenia 20 años,a si que viva la felicidad

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.