Las buenas personas

Desde que somos muy pequeños nos enseñan que las niñas deben vestir de rosa y los niños de azul. Las primeras jugarán con muñecas y los segundos, al balón. También nos enseñan una serie de valores y diversas cuestiones para que cuando seamos adultos, podamos convivir en sociedad siendo felices con nuestro entorno y todo aquello que nos rodea.

¿Cómo pretenden una igualdad de sexos con comportamientos como el factor muñeca y balón?
¿No es algo fuera de toda lógica?
¿Es verdaderamente el mundo tan maravilloso como lo pintan?
¿Y tú, qué opinas?

Lo cierto es que empiezo a estar un poco cansado. Cansado de pelear por alguien que cada día que pasa, le importo menos. Otros días llego a pensar que incluso me odia aunque carecería de toda lógica su comportamiento conmigo, con respecto a este planteamiento, pero quién sabe...es tan complicada. 

Sin embargo, dejando esto al margen, lo cierto es que al menos hasta ahora, sigo creyendo que verdaderamente no existen imposibles, se trata todo de una actitud mental y que las buenas personas tienen el control de este mundo y de todo lo que desean. Me explico, por las buenas personas entiendo aquellas que tienen corazón, personas con intenciones nobles y mejores deseos para los demás y éstas, tienen una cierta ventaja en un mundo a veces irremediablemente e incomprensiblemente loco por momentos.

¿Y tú, eres consciente del mundo en el que vives?
¿Eres consciente de la cantidad de personas, que por ejemplo, pasan hambre todos los días?
¿Sigues creyendo en ese mundo maravilloso que te contaban cuando eras más pequeño?

Bajo mi propia experiencia y también percepción, la influencia de la personalidad en cuanto a la felicidad se refiere, es altamente manifiesta. Es decir, cuando se forma parte de ese grupo de las buenas personas de las cuales te estoy hablando, la vida es más placentera, alegre, todo lo ves bajo otro punto de vista, otra perspectiva, siempre encontrarás razones suficientemente fuertes por las cuales sonreír incluso en los días menos alegres o de tristeza. Por eso, se trata de algo que es mucho más que un algo concreto, tangible, es más de lo que podrías llegar a pensar, conformando un propio estilo de vida. 

Las buenas personas pueden llegar a ser pisoteadas, maltratadas de forma injustificada, utilizadas de las formas más terribles que pudieras llegar a pensar. Pero ten por seguro una cosa y es que la vida es muy justa.

Si siembras amor, es bastante posible que recibas todo tipo de cuestiones que no busques pero en una mayoría de casos, entendiendo casos como las distintas personas con las cuales trates en tu vida diaria, recibirás amor por parte de ellas. Y así sucede con todo en la vida.

¿Piensas que es justa la vida?
¿Quién se cree en la facultad de considerarse superior a cualquier otro?
¿Por qué tanto individualismo en lugar de un fenómeno colectivo?

Si aún a pesar de toda esta reflexión por momentos un tanto dura, sigues pensando que quieres ser una de las buenas personas de las que te hablo, mi más sincera enhorabuena pero también te recomendaría tener cuidado. Es posible que no siempre exista una suave brisa en tu puerta, incluso que intenten lastimarte por pertenecer a ese grupo de las buenas personas, pero sembrarás todo tipo de emociones positivas, alegrías, momentos inolvidables, llenos de felicidad en muchos corazones y a fin de cuentas eso es determinante para este estilo de vida.

No se rindan, todo se supera. Tampoco dejen de luchar por lo que quieran, no existen imposibles. Incluso en los momentos más duros que puedas pensar, la luz siempre se impone a la oscuridad, no teman formar parte de ese grupo de las buenas personas. 

7 Responses to "Las buenas personas"

  1. Muy bueno tu post.. Y estoy de acuerdo.. No se a ciencia exacta si soy o no del todo buena persona.. Pero lo que si se que a veces cuesta serlo y que la gente parece no comprender tu aptitud positiva ante la vida.. Estar deprimido amargado y todo el día haciendo reproches parece que es estar a favor del oprimido.. Cuando pienso que si todos tuviéramos la aptitud contraria el mundo estaría mejor.. Una sonrisa.. :-)

    ResponderEliminar
  2. Para nada creo q la vida sea justa, ni q recoges lo q siembras, no siempre es asi, hay gente que nisiquiera siembra y aun asi recogen.
    Me quedo con tu ultimo parrafo director, de ahi saco algo positivo.
    Y por cierto... yo jugaba al trompo, a la pelota y las chapas me ncantaban :P un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusta pensar que aun quedan muchas personas buenas, que la condicion humana sigue en nosotros (aunque a veces viendo ciertas cosas te haga dudar mucho), pero pienso al igual que tu que la vida suele poner a cada uno en su sitio, y que cada uno recoge lo que siembra. Dormir con una conciencia limpia y sabiendo que te has portado como una buena persona es una gran satisfación y con eso me quedo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Es una interesante y amplia reflexión sobre la bondad o no de la condición humana. Creo en las buenas personas, existen aunque no abunden y no hagan tanto ruido como las otras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Se puede ser buena persona pero no blando.Muchas veces nos guiamos por nuestros buenos sentimientos hacia las personas y a cambio no recibimos nada.Llega un momento que tienes que ser duro y analizar la situación con la cabeza para ver con quién puedes ser bueno y con quien no.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Mmmh... pues si, estoy algo de acuerdo, es interesante. Digamos que no creo ni en las buenas ni en las malas personas por que cada quien es como es ¿no? en fin muy linda reflexión

    http://lachicadelanillo.blogspot.mx

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.