Caminos de felicidad

Hace ya algún tiempo que escribí mi primer ensayo sobre los diferentes caminos de felicidad a los que toda persona puede acceder a lo largo de su vida. Cuando hago referencia a los caminos de felicidad, quiero decir que la vida en sí puede ser felicidad si así lo queremos. 

Es posible que pasemos demasiado tiempo en la vida haciéndonos preguntas que no llevan a ninguna parte. Preguntas sin respuesta y que solamente nos distraen de nuestro verdadero fin que no es otro que la felicidad en la vida.

Contamos con la posibilidad de admirar la belleza de la vida, a veces de forma tan fugaz que nos pilla incluso por sorpresa. Esta sorpresa de la que te hablo contiene el regalo maravilloso que nos brinda la vida diariamente para contar con una actitud positiva, afrontando los diferentes retos con ilusión, energía, alegría y felicidad.

Los caminos de felicidad no quiere decir que encontremos esa persona especial, diferente, única que nos haga brillar, vibrar, compartir el amor no necesariamente tiene porque ser esto. 

En cambio, si tiene que ver con ese estar en las nubes del que en ocasiones te he hablado, con mirar al cielo e intentar tocarlo con los dedos porque en mayor o menor medida todos somos únicos e irrepetibles.

Pero debemos fijarnos, admirar la belleza de lo que nos rodea, de todo ese algo que está a nuestro alcance, al alcance de nuestros dedos aunque no lo reconozcamos. 

¿Te has preguntado alguna vez cuantas veces la belleza de las cosas está ahí a nuestro alcance y no somos verdaderamente conscientes de ello?

No dejes para mañana todo aquello que puedas hacer hoy, los caminos de felicidad comienza y terminan en uno mismo. No necesitas estar enamorado para brillar por luz propia, el momento de cada persona comienza en el preciso instante en que se da cuenta de su valía.

10 Responses to "Caminos de felicidad"

  1. Hay que tener los ojos bien abiertos!! y saber apreciar lo que "vemos" y disfrutar de ello.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Mil millones de gracias, has llegado a caer en mi blog en un momento que necesitaba felicidad justamente :D seguro que no te ha mandado un angel de la guarda? Me quedo suscrita. Besooos!!!

    ResponderEliminar
  3. Si AMIGO... procuro fijarme en todo... aunque a veces estos ojos que ven tanto, son los que más sufren, pero en contraposición tambien son los que más disfrutan.
    BIENVENIDO A MI VENTANITA...siempre que pueda visitaré la tuya!!!
    SALUDOS AMISTOSOS!!! :)
    Conxita

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón estamos rodeados de belleza que ni siquiera apreciamos, el simplemente hecho de mirar a las nubes como tú dices es fantástico, como cambia el cielo de color al atardecer o disfrutar del sonido de la lluvia en vez de quejarse del mal tiempo...todo eso ayuda a vivir el día a día más feliz y disfrutando de eso, de la vida. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Franciso, muchas gracias por pasarte por mi blog y dejar un comentario, me he dado una vuelta por el tuyo y me interesa mucho lo que leo, así que con tu permiso me quedo por aquí!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!!
    Yo tambien te doy las gracias por haber visitado mi blog. Me que do como seguidora para no perderme nada de lo que publiques, que te aseguro que no me viene nada mal, ver la vida desde otro punto de vista, el positivo.
    Un saludo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hay que elegir bien los caminos! besos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho tu relato y que felices seríamos, si escuchamos más nuestro corazón, sin pensar si está bien o mal lo que hacemos y además sin escuchar ....solo lo que queramos nosotros sin que nos influya nadie.

    ResponderEliminar
  9. Eres realmente especial, creanme! Gracias por tus palabras y gracias por tu visita agradable! :) La belleza y los milagros son a nuestro lado todos los días, en las cosas grandes y pequeñas de la vida! Te seguiré con mucho gusto! :) Buen fin de semana! :)

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.