El valor de la sonrisa

Tengo entre manos distintas cuestiones y escribiré un poco menos a la semana. Atravieso un momento con mucho trabajo y he de dedicarme a otros menesteres. Me gustaría tratar un tema que aunque pudiera parecer evidente solemos olvidarlo, el valor de la sonrisa.

El valor de la sonrisa es amabilidad porque nos invita a abrir nuestros corazones, a amar. Por un lado lo es para la persona que cuenta con la suficiente entereza como para mostrar el valor de la sonrisa propia pero también por otro lado, lo es para la persona que la recibe.

El valor de la sonrisa nos invita a compartir momentos de felicidad, a celebrar momentos vividos y a sonreír gracias a la tan sola presencia de la tercera persona.

Vivimos tiempos donde el individualismo cobra cada vez una mayor repercusión pero si tuviera que pensar en una sonrisa, tengo muy claro cual sería y es que si me lo permiten, no la existe más bonita.

El valor de la sonrisa nos invita a agradecer, reconocer y definir un marco lógico, genial, único bajo una perspectiva integradora, porque la sonrisa es el mejor instrumento para liberarse, experimentar emociones, sensaciones que en definitiva son muy positivas.

El valor de la sonrisa tiene que ver también con lo propio del momento, del instante. Por tratarse de un gesto que es siempre tierno, cargado de dulzura y mucho más que eso, manifiesto.

¿Quién no se ha emocionado de imaginarse solamente una sonrisa?. Sí, esa sonrisa con la que nos gustaría despertarnos cada uno de nuestros días. 

Hoy solamente les propondré una actividad muy sencilla en función de dos variantes. La primera de ellas para las personas sin pareja, que no olviden el valor de la sonrisa y sonrían con una mayor frecuencia.

La segunda de las posibilidades, para las personas enamoradas, en pareja. Por favor presten más atención a la sonrisa de la persona querida, ya que no existe manera más bella para irse a dormir y trasladarse al majestuoso mundo de los sueños reconfortantes.

7 Responses to "El valor de la sonrisa"

  1. Siempre trato de ver todo con una sonrisa... pero a veces es un poco difícil...
    Vale la pena intentar.

    ResponderEliminar
  2. Vale la pena intentarlo y tener una sonrisa, es una maravillosa manera de ver el mundo diferente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Con una sonrisa se conquista el mundo, y además te ves correspondido, o por lo menos eso me pasa a mí.

    Qué gran verdad.

    Saludos y feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Sería genial si la gente sonriera más,las cosas son más fáciles con una sonrisa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Una vez mas le doy la razon ;) es cierto que aveces no le damos la importancia que tiene, a mi me encanta sonreir y en una ocasion me pidieron que dejara de hacerlo, ya ves el caso que le he hecho...
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  6. Una sonrisa siempre es muy importante! besos

    ResponderEliminar
  7. Sonreir es algo que deberíamos poner en práctica más a menudo de lo que hacemos. Mi pareja dice que suelo hacerlo mucho y es que una sonrisa siempre es una ventana abierta a la felicidad. Pero confieso que es la sonrisa de mi hijo la que me aporta toda la fuerza que necesito para continuar siempre! Bicosss :)

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.