La autentica felicidad

¿Es verdaderamente posible alcanzar la autentica felicidad? Sin duda se trata de uno de los argumentos que con una mayor frecuencia me plantean todo tipo de visitantes. La respuesta es muy sencilla tal y como irás comprobando a lo largo de estos primeros pasos y además no arroja ningún tipo de incertidumbre posible porque es así de concisa y concreta como pocas. Lo es tanto como objetivamente muy escasas irresoluciones que pudieran plantearme. ¿Quieres saber cual es la respuesta? Espera, no te adelantes. Como te decía es simple y directa, sí. Por supuesto que es posible obtenerla cuando tenemos perfectamente claro que no existen recónditos para la persona que sabe hacia que rumbo desea dirigirse.


El presente artículo versa sobre la autentica felicidad y en función de qué parámetros puede llegar a ser adquirida por las gentes en sus vidas de forma sencilla. Un argumento imprescindible para comprender los entresijos de la felicidad.

Seguramente hayas madurado en más de una fecha que cuando platicamos de la autentica felicidad hacemos insinuación a por ejemplo, planteamientos tan dispares como los sucesivos que figuran inmediatamente:
  • Un sueño colectivo que se estipula con anterioridad y tiende a evidenciar los ambientes existenciales de cuantiosa población.
  • Un proceso utópico que no nos llevará a ninguna parte específica puesto que las utopías son difícilmente negociables.
  • Una concepción idealista de la naturaleza que como sucediese con por ejemplo, lo misericordioso y virulento general sencillamente no existe.

Bien, todo esto está muy bien pero el caso es que cada día son más las gentes que dudan acerca de la posibilidad de marcarse la consecución de la misma como objetivo real, palpable y medible.

¿Cómo funciona?

Todas las personas presentamos una serie de desasosiegos que nos hacen en un momento dado dudar de nosotros mismos, sentir infelicidad, la compañía de la angustia, el abrazo de la pérdida de amor propio y otras contingencias que lastiman notablemente las circunstancias vitales de nuestra trayectoria original.
En el fondo de nuestro corazón y para nuestros adentros porque quedará exclusivamente para nuestro yo interior, se trata de una práctica que sucede con cierta costumbre y en ocasiones, no podemos hacer nada por mas que quisiéramos para evitarla. No obstante, contamos con la suficiente destreza para gobernar nuestras acciones pudiendo lograr un porvenir mejor que posibilite el disfrute y deleite de la autentica felicidad de carácter posible y con una mayor duración temporal.
¿Cómo de tangible podría ser esto para mi supervivencia en un mundo que a menudo va demasiado deprisa? Integral, por tratarse igualmente de una de esas directrices básicas que tantos beneficios nos aporta a una ingente monto de cotas. De hecho, en este momento sabemos que el sujeto que es feliz con sus incidentes y entiende los entresijos que repercuten en su trayectoria vital de forma favorable, mantiene también una mayor calidad de vida y bienestar. ¿No es acaso lo que todos nosotros pretendemos mientras buscamos la autentica felicidad?
Tal vez tú hayas conseguido convertirte en una persona como estas de las que te estoy hablando, con criterio propio, cabida para recapacitar sobre tu escenario y adoptar así las medidas más ventajosas posibles. Sin embargo, siguen quedando muchos sujetos que se encuentran radicalmente perdidos, despistados, como pertenecientes a otra época y esto es un fenómeno que es indubitablemente preocupante. Al menos a mí, me preocupa ver como cada día son más las personas que se ponen en contacto conmigo tras:
  • Una ruptura amorosa que dañó gravemente la autoestima de tales personas.
  • La pérdida de un ser querido con los consecuentes problemas que ello acarrea.
  • No ser capaces de conseguir los objetivos que se propusieron.
  • Estrés como consecuencia de los quehaceres habituales.
Son sin duda, cuatro de las situaciones más tradicionales que me encuentro a diario durante el ejercicio de mi profesión y también, en tiempos digamos extras como los que dedico al sostenimiento de este sitio.
¿Te has sentido así en alguna ocasión? Lo importante de todo esto es que fuera cual fuese tu caso no te supere y si lo hace por favor, ponte en contacto con un profesional lo más rápido posible para abordarlo adecuadamente.

Cuando comprendemos nuestra misión vital

Desconozco si compartirás mi visión del mundo pero el caso es que opino que todos nosotros tenemos una misión por cumplir en la vida. Los habrá que su objetivo será por ejemplo ser grandes canta-autores, médicos, poetas, novelistas o deportistas. En mi caso tengo muy claro que mi finalidad es la de ayudar a otras personas a sentirse mejor, tomar conciencia de su realidad y aprovechar las diversas circunstancias que nos capacitan para desarrollar una vida lo más agradable, cómoda y feliz posible.
Lo creas o no, no estás solo porque ninguno lo estamos realmente. Tampoco en estas fechas en las que son muchas las personas mayores que están tremendamente “solas”. La autentica felicidad reside en nosotros mismos porque nace del convencimiento de que ninguna circunstancia por extraordinariamente negativa que nos pudiera parecer podría tan siquiera hacerle sombra a nuestra capacidad de brillar. Y lo digo porque la pureza del corazón de tantas personas en el mundo como existen, nos lleva a una  conclusión total, somos seres de luz que podemos solidarizarnos con el resto de individuos que conforman nuestro alrededor bajo una panorámica estrictamente altruista. Es decir, sin pedir nada a cambio por ayudar, aconsejar, escuchar o dirigir a estas personas que en un momento dado se pierden. ¿Te ha pasado? En caso afirmativo mi más sentida enhorabuena y en caso de no haberlo puesto en práctica por favor, no te olvides de todos los que sufren también en estas fechas navideñas.

Bueno, antes de continuar con este tema de las repercusiones que tienen ser solidarios con los demás para conseguir precisamente la autentica felicidad, te invitaría a que echases un vistazo a una entrevista que hace tiempo realice a Alberto Martínez Cuartero para hablar sobre felicidad y solidaridad


De los sueños al idealismo, pasando por la utopía y otros aspectos tangibles

Bien, continuando con el tema del día, ¿es la autentica felicidad un sueño, una perspectiva idealizada de los hechos o una utopía?  
En primer lugar me gustaría decirte que no te daré ni quitaré la razón puesto que cada uno puede perfectamente pensar lo que estime oportuno y es totalmente respetable su pensamiento. No obstante, me gustaría recomendarte que continuases leyendo estas breves líneas porque estoy convencido que en ellas encontrarás todo tipo de cuestionamientos que te harán reformularte posibles puntos de vista que tuvieras.
Podría ser un sueño, una utopía o incluso pudiera darse el caso según cada persona claro, que la entendiese como una forma un tanto idealista de comprender la realidad que nos rodea y todo aquello que se encuentra cerca nuestro.
Lo cierto es que según una investigación en la que actualmente estoy trabajando, un 95% de las personas que están participando de la misma me vienen a decir que se trata de una realidad realizable. Si lo deseas puedes obtener más información sobre esta  investigación para medir la felicidad de la mano de un sencillo test e incluso participar de la misma rellenando el anterior cuestionario que no te llevará más de 5 minutos de tu tiempo libre.
Ahora bien, ¿cuál es mi postura? Digamos que una mezcla de sendas combinaciones posibles. En mi opinión, no se trata de un sueño, una utopía, ni tampoco de una perspectiva idealizada vital. Nada más lejos de la realidad, la autentica felicidad existe (aunque con excepciones) como existen por ejemplo las patatas, los tomates o cualquier tipo de producto que quisieras considerar con para entenderla correctamente. Básicamente podríamos decir que existen dos modalidades o si lo prefieres concepciones de la misma, que son:
  • En un primer lugar una que versaría a todo tipo de temáticas relacionadas con el yo interno o si lo prefieres el ser espiritual (ser de luz) que nos compone a todos los de nuestra especie. Sí, todas las personas tenemos esta luz de la que te hablo lo que ocurre que unos la potencian más y otros menos.
  • En segundo lugar, un ámbito mucho más social y que se identifica con como no, la felicidad social. El plano social es de igual modo también muy relevante para el normal desarrollo de la autentica felicidad en los individuos.
Justamente estas dos formas de comprender todo aquello que nos sucede es mismamente lo que identifica a la autentica felicidad de las personas. Posibilitando que las vidas de unos fueran fabulosas aliadas en las batallas de la vida o no. Seguramente habrás oído hablar también acerca de la infelicidad como un proceso cíclico que sucede incluso aunque no lo pretendamos y que determina los momentos agradables de cada cual. Ciertamente existe una gran cantidad de información al respecto pero en un principio me gustaría que tuvieses muy claro que no es lo mismo la alegría que la autentica felicidad aunque generalmente, tiendan a confundirse porque la una implica a la otra.

Posibles perspectivas a tener en consideración

La autentica felicidad es una perspectiva que guarda concordancia con las existencias de todas las gentes. Cuando hacemos mención a la desaparición de ella no estamos hablando de solamente un problema exclusivo de la sociedad actual, sino que tiene que ver con estaciones anteriores. Justamente es en la actualidad cuando se vienen realizando todo tipo de indagaciones más o menos novedosas sobre este tópico. Tal es el caso de mis productivas investigaciones y que puedes encontrar ciertas informaciones de las mismas aquí un poco más adelante. Obtener más información de mis investigaciones
Personalmente, considero que la autentica felicidad ocurre dentro de cualquier tipo de relación humana y en general, ante cualesquiera de los asuntos comunicativos que todos nosotros diariamente vivimos. 
Allí donde exista una relación notable, manifiesta, de confianza y en la cual no se produzca ningún tipo de perjuicio ante el organismo, aporta opciones de conseguir la autentica felicidad que tanto valemos. No obstante, no siempre es viable que podamos llegar a obtenerla puesto que depende de un buen número de variables y todas ellas, no se encuentran a nuestro entero acceso. Tanto es así que algunas de estas variables no podemos llegar a gestionarlas de la forma que querríamos y esto provoca una serie de momentos infelices. Además, me gustaría recordarte que cuando hablamos de infelicidad hacemos alusión a un estado cíclico que ocurre ante causas muy especificas. Más información sobre este tema en mi libro “cómo alcanzar la felicidad en la vida” : un texto sencillo, fiable y novedoso que implica una llamada de atención para el cambio tanto interior como exterior y en el cual se aglutinan un buen número de ejemplos de situaciones concretas para adecuarlo a las necesidades de cada uno. 

Posibles hipótesis y explicaciones

Antes de nada me gustaría aclarar que solamente se trata de una posible explicación que está actualmente en curso. Con lo cual estaría sujeta a posibles modificaciones futuras. La autentica felicidad es la ausencia de necesidades. ¿Así de rotundo? Tranquilo, solamente se trata de una hipótesis aún por comprobar porque carezco de los suficientes datos para hacerlo, pero lo haré en próximas fechas cuando el volumen de datos sea mayor. Si quieres ayudarme puedes pasarte por la sección que encontrarás en esta misma página llamada test. Seguidamente puedes obtener toda la información que buscas por medio de los test

Comprobaciones posibles para las diversas explicaciones

Como te decía arriba existen heterogéneos acontecimientos que pueden resultar en trabas para que los sujetos seamos capaces de conseguir la autentica felicidad.
  • Problemas físicos.
  • Inconvenientes psicológicos/emocionales.
  • Contrariedades financieros.
  • Otras posibles pegas.
No voy a entrar a profundizar completamente todos ellos porque sería muy laborioso y no es mi finalidad con el presente asunto. Exceptuando el caso de las molestias financieras por tratarse de en mi opinión, uno de los que una mayor repercusión están teniendo para las subsistencias a nivel global. Sin ir más lejos, como consecuencia de la coyuntura económica presente que todos estamos padeciendo son muchas las aclaraciones que recibo acerca de disparejas dificultades derivados de la maltrecha situación económica de miles de familias. Esto como es perfectamente comprensible pudiera derivarse en otro tipo de cuestiones como los anteriormente comentados (ver la lista anterior encima).

Unas posibles explicaciones sí, pero ¿afecta en una mayor medida en función del sexo que se tenga?

Bien, como exponía no dispongo de los suficientes datos como para responder a este planteamiento con un sí o un no preciso, pero lo menos discutible de todo ello sería que el sexo incide proporcionalmente a la autentica felicidad.  Es por esta misma razón por la cual, es mucho más serio de lo que podría parecernos al menos en un principio. Se trata de una situación que está afectando íntimamente a mucha gente y de forma muy especial a grupos de población en detrimento de otros. Hasta donde se en función de los diferentes datos de los que dispongo un 65% de las mujeres dicen tener una puntuación baja (3) conforme a su estado de felicidad actual. En cambio los hombres, su nota es muy superior (8) con respecto a las mujeres. ¿Me estas diciendo que los hombres son más felices que las mujeres? No, solamente digo que es lo que dicen ser, aunque los datos no sean del todo concluyentes actualmente.

Varias conclusiones

Ha pasado mucho tiempo desde que comencé a investigar los entresijos de la autentica felicidad y te hablo de años. Por este motivo quisiera compartir contigo algunas de las conclusiones a las que he llegado. Tras analizar la información de la que dispongo y estar en contacto con distintos profesionales de diversas disciplinas, se pueden llegar a trazar unas pequeñas líneas a modo de conclusión, como que en diferentes aspectos tangibles de la sociedad española no se comprende con exactitud la definición de la autentica felicidad. De tal modo que llega a pasar desapercibida ciertamente hasta hace muy poco tiempo. Se trata de un grave problema social y debido a su incomprensión se generan algunas dificultades añadidas.
Entre estas dificultades encontramos principalmente cuatro características en cuanto a las que estoy trabajando en la actualidad para conocerlas más a fondo:
  • Problemas de autoestima.
  • Fenómeno de aislamiento social.
  • Por razón de enfermedad relacionada con el paso de los años.
  • Derivada de la exclusión socio-laboral por pérdida del puesto de trabajo.
Aún estoy trabajando en la obtención de los distintos porcentajes del último cuestionario. Por lo tanto no te puedo mostrar cifras exactas, aunque espero tenerlas muy pronto. 
Si me gustaría adelantarte que estoy preparando una batería de preguntas enormemente completa y en la que se abordarán estos cuatro aspectos, conjuntamente con otros como pudieran ser por ejemplo nivel de estudios, religión y otros. En unas semanas estará disponible y podréis cumplimentarlo a partir de entonces.

Planteamientos futuros a abordar

La autentica felicidad en cuanto a las personas mayores, aunque esto es desconocido por buena parte de la sociedad. ¿Cómo les afecta? ¿Son realmente un pilar básico en la sociedad española actual? Según los resultados de los que dispongo podría compartir contigo por ejemplo que:
  • Uno de los problemas que más me preocupan en este sentido es precisamente el derivado del aislamiento social. Cada vez son más los mayores de 65 años en España que sienten este fenómeno como consecuencia de la viudedad o el divorcio y lo que es peor, esta circunstancia tiene unos efectos devastadores y tremendamente adversos sobre las vidas de estas personas. De hecho, aproximadamente un 42% de los entrevistados dicen sentir en alguna ocasión este proceso tan dañino.
  • Las implicaciones que hace que las mujeres obtengan una puntuación inferior en cuanto a su estado de felicidad con respecto al de los varones. ¿Por qué existe tanta disparidad entre unas y otros? Bien, esto es complejo pero creo que tengo algunos datos concluyentes. Si tenemos en cuenta que la mujer ha sido discriminada como consecuencia de una sociedad mayoritariamente patriarcal y que menos mal (aunque queda mucho por hacer aún), poco a poco se está consiguiendo avanzar hacia la igualdad entre sexos. Ese porcentaje bajo obtenido en cuanto a la felicidad que ellas dicen tener podría en función de:
  1. No se está avanzando en la dirección más correcta hacia la igualdad.
  2. Se están desatendiendo las demandas implícitas de la mujer en la sociedad española.
Y ahora me gustaría que respondieses a 3 sencillas preguntas que me ayudarían a completar próximos artículos en relación con la autentica felicidad.
  • ¿Piensas que estamos avanzando en la dirección correcta respecto a la igualdad entre sexos?
  • ¿Crees que existe un componente genético para ser o no felices?
  • ¿Rellenaste el cuestionario que te presenté anteriormente? En caso negativo, por favor, no te olvides de hacerlo ya que es muy importante.

Otras lecturas recomendadas:

¿Qué te ha parecido el post de hoy?, ¿Te ha aportado cosas que desconocías acerca de la autentica felicidad?, Por favor, no te olvides de contestar a aquellas sencillas cuestiones. Deja tu comentario y si te ha servido esta publicación, ¡por favor no dudes en compartirla con tus amigos!

0 Response to "La autentica felicidad"

Publicar un comentario

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.