La felicidad de la sencillez

La felicidad de las cosas sencillas nos recuerda que no todo tiene el valor que igual pensamos, creemos o simplemente quisiéramos. Es más, son muchas las ocasiones, momentos, lugares y también por supuesto circunstancias ante las cuales un simple abrazo, pasar un rato agradable en la compañía de nuestros familiares, seres queridos, conocidos o personas queridas pueden llenarnos de una inmensa satisfacción y plenitud.

La psicología no es ajena a todo este tipo de procesos que a modo de esquemas mentales determinan pautas de comportamiento de diversa índole. Ésta da respuesta en buena medida a todo tipo de interpretaciones que justifican y definen la felicidad de las gentes. Conformando un lugar de encuentro con un mismo, posibilitando que el individuo pueda lograr el tan preciado equilibrio de sus emociones, potenciando sus condiciones de existencia y alcanzando lo que todos conocemos como bienestar personal.

Hace unos cuantos días os invitaba a realizar conmigo un ejercicio de reflexión que según se mirase podría resultarnos sencillo o más bien complejo. En un post que publiqué el pasado viernes titulado encontrar la felicidad en la sencillez , os planteaba la posibilidad de valorar más y mejor todo aquello que tenemos, en detrimento de las carencias.

Bien, en mi opinión tal y como dije en varias ocasiones todas las personas somos únicas y contamos con la posibilidad de cambiar nuestra vida. La felicidad conseguida por intermediación de todos esos pequeños momentos que nos llenan de alegría, bienestar y energía es una de estas posibles formas. Me gustaría compartir contigo una cita de mi admirado Viktor Frankl que decía así "cuando ya no somos capaces de cambiar la situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos". Quiero compartir contigo esta pequeña frase porque en los momentos tan confusos que todos vivimos, donde el empleo está como está, y en lamentablemente en España tenemos la crisis que tenemos, ahora más que nunca debemos valorar la sencillez que nos llena de la felicidad que tanto buscamos y necesitamos.

Para ello te voy a proponer tres sencillas tareas que estoy convencido te ayudarán enormemente como lo hacen conmigo mismo cada día:

1. Identificación de tu ser. Tal y como expongo en mi primer libro "Cómo alcanzar la felicidad en la vida", son muchas las veces que las personas no sabemos qué hacer con nuestras vidas ante distintos contextos. Por eso, quién eres y en quién quieres convertirte mañana guiarán tu camino hacia la felicidad que más que necesitas, mereces.

2. Amabilidad. En un mundo donde a diario se saltan a la torera todo tipo de comportamientos humanos en materia de valores (dar las gracias, ceder el asiento del autobús a personas mayores, tratar de ser respetuoso con el medio ambiente, etc...), sí, en la sociedad de nuestros días en donde cada  vez la pérdida de valores es más palpable tratemos todos de ser un poco más amables. Recuerda que si eres amable con el mundo, con tu entorno y con todas esas personas que te cruzas por la calle a diario, difícilmente te lastimen. No porque seas especial ni nada parecido, simplemente porque es realmente complicado responder de forma grosera a aquella persona que tuvo un gesto de amabilidad.

3. Disfruta de tu familia y seres queridos. Personalmente soy una persona casera que le gusta pasar divertidos y tiernos momentos en familia. Te invito a que disfrutes de la compañía de toda la felicidad que mereces al lado de las gentes que tanto adoras y que tanto te quieren. ¿Acaso hay mejor medicina para mantener, preservar y prolongar la sonrisa que por ejemplo viendo correr a los más pequeños de casa por el pasillo mientras juegan? Tan solo es un sencillo ejemplo, cuenta con tu familia, con las personas que amas y disfruta de todos ellos porque es una forma en mi opinión, fantástica de conocer la felicidad en su estado más puro y vital.

Y ahora, si me lo permites y siguiendo las buenas costumbres te propongo que respondas a dos sencillas cuestiones:

1. ¿Comprendes la relevancia de tener una vida con una mayor sencillez?
2. ¿Crees que es posible aplicarlo a tu realidad?

Enlaces mencionados en esta noticia:


Si te gustaron estas líneas no te olvides de dejarme tus impresiones o compartirlo con tus amigos. ¡El feedback es muy importante!

2 Responses to "La felicidad de la sencillez"

  1. Bueno hay casos tambien de qe siendo amables, la otra persona es un hueso revenio, pero seria ya entrar en anecdotas otra vez, y sin cafe... de todas formas si estoy deacuerdo contigo y intento ponerlo en practica.
    Puedo ser muy repetitiva con esto, pero valoro mucho la sencillez en otras personas, me gusta lo sencillo en todos los aspectos.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariky, tienes toda la razón hay veces en las que incluso siendo amables no podemos evitar sufrir, llevarnos decepciones o la ingratitud de terceros. En cualquier caso, lo importante es que nosotros estemos conformes con nuestras actuaciones y si somos felices siendo amables, perfecto :)

      Gracias por pasarte y dejar un comentario,

      Un abrazo,
      Francisco

      Eliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.