El dinero no hace la felicidad

El dinero no hace la felicidad, aunque sea imprescindible para multitud de cuestiones diarias como pueden ser por ejemplo, hacer la compra, abonar las distintas facturas que cada uno de nosotros recibimos en el hogar, pagar los materiales escolares de nuestros hijos y así, con multitud de prácticas habituales de la sociedad contemporánea.
                       Imagen de muestra que explica por qué el dinero no hace la felicidad

Pese a todo ello, el dinero no hace la felicidad pudiendo incluso a contribuir negativamente de cara a tu posibilidad de ser feliz. Así es, vivimos en una sociedad donde el valor del dinero es como digo imprescindible, pero si lo piensas fríamente existen cosas que no puedes comprar con este dinero.



¿Por qué el dinero no hace la felicidad?




Es bien sabido por todos que no la economía diaria es importantísima para el bienestar del individuo. De hecho, las personas que por ejemplo tienen un puesto de trabajo fijo con unos ingresos estables afirman ser más felices que las que no lo tienen. No obstante, ser o no feliz no depende en exclusividad de cuestiones como pueden ser:

  • El nivel de ingresos que se tenga.
  • Tener o no tener un puesto de trabajo estable.
  • Ganar más o menos dinero que otras personas, tus amigos o incluso familiares.
Lo siento pero la felicidad no consiste en cuánto dinero tengas en el banco, y tengo que decirte que te equivocas en eso porque de lo contrario te estaría engañando y no me gusta hacerlo.

No vales más en función de cuánto dinero ganes a final de mes

Desde pequeños, nos han enseñado una relación de dependencia en cuanto a la economía se refiere. Sin embargo, existen multitud de situaciones diarias que no pueden ser controlas en su totalidad en función del nivel de ingresos que se tenga.

Pese a que, en cierto modo, la capacidad económica que tiene cada ser humano podría estar relacionada íntimamente con su nivel de felicidad, debido fundamentalmente a la tranquilidad que trae consigo disfrutar de una economía saludable, seguirían existiendo situaciones que resultarían inevitables. En conclusión, el dinero no hace la felicidad porque tu valor como persona no lo determina tu nivel de ingresos ni mucho menos.

El dinero no debe ser tu objetivo único

Conozco personas que simplemente valoran el dinero por encima de otras cosas. También hay padres que enseñan que es el valor fundamental o único que han de perseguir en la vida sus hijos. Esta perspectiva bajo el prisma de la educación consigue crear seres humanos que finalmente, terminan por volverse codiciosos pretendiendo poseer más dinero del que verdaderamente necesitan para tener una vida plena.

El dinero no hace la felicidad, solamente termina formando personas que en su afán de tener más y más dinero, se terminan volviendo codiciosas, rindiéndose a la codicia. Por lo tanto, lo que es un problema a nivel educativo termina siendo un problema mucho más extendido porque lo que tienen unos, termina siendo arrebatado de las manos de otros.

¿Por qué hay seres humanos que buscan tener más dinero del que de verdad necesitan para vivir?

Si hay suficiente de todo para todos, ¿cómo es posible que suceda esto?

Simple y llanamente, avaricia y nada más que eso.

Controla la codicia y no permitas que se adueñe de tus sueños

El ser humano por mera definición es codicioso. Se trata de uno de los grandes problemas que tienen lugar a diario y lo peor de todo, es que parece no existir un remedio para este grave problema.

Anteriormente, te invitaba a la reflexión acerca de ¿por qué piensas que existen personas que tratan de abarcar más de lo que realmente necesitan?

Sí, se que se trata de una pregunta ciertamente difícil de responder, pero me gustaría que respondieses a esta otra pregunta, ¿te consideras una persona codiciosa?

Todos somos en cierta medida codiciosos. El problema se produce cuando muchas personas de una gran cantidad de lugares lo son, con lo cual termina por dañar severamente la economía de otra gran cantidad de familias.

Por último, me gustaría compartir contigo algunas sencillas reflexiones para el cambio:

                       Exposición de varias razones por las que el dinero no hace la felicidad

  • Intenta siempre que puedes no mirar exclusivamente el dinero, no lo es todo.
  • Valora los momentos que compartes con por ejemplo, familiares, amigos u otros seres queridos, son realmente mucho más importantes para ti de lo que piensas.
  • Si tienes la oportunidad de abrir un negocio, trata bien en cuanto a salario se refiere a tus trabajadores.
  • No permitas que tus finanzas lastren tu felicidad.
  • No busques solamente la riqueza en su aspecto económico, se generoso cuando puedas.
  • Si caminas por la calle y tienes la oportunidad de ayudar a alguien que lo esté pasando mal por el dinero, intenta hacerlo.
  • Si tienes hijos, recuérdales que el dinero puede ser un poderoso aliado pero también que no lo es todo porque hay otras cosas.

0 Response to "El dinero no hace la felicidad"

Publicar un comentario

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.