La felicidad es un trayecto, no un destino

La felicidad es un trayecto, no un destino quiere ayudarte a entender que por muy difícil que fuese la meta que te propusiste, solamente a través de tu esfuerzo verdadero podrás emprender rumbos nuevos. Y es que, el valor de la felicidad puede encontrarse perfectamente en multitud de planes, por muy alejados que se encontrasen de nuestras opciones.

Conoce por qué la felicidad es un trayecto, no un destino

Cada uno de nosotros aspiramos siempre a dar lo mejor de nosotros mismos, sin prestar atención a las incontables consecuencias que tienen lugar a partir de esta perspectiva vital. Sin embargo, no siempre somos conscientes que nuestro camino es el que realmente determina la capacidad de ser felices o no.

Claves para tener un trayecto lleno de felicidad

 Acepta de buenas formas que puedes cometer errores

Aunque no lo creas, son incontables las personas que sufren desde decepción personal, cierta incertidumbre pasajera, expectativas demasiado elevadas con respecto a su propia realidad y así, con otro montón de cuestiones que les afectan.

Te propongo que aceptes, lo mejor posible, que tienes errores. Con esta sencilla fórmula, te sentirás mejor contigo mismo.

Conozco muchísima gente que es incapaz de aceptar sus propios errores y terminan por sufrir todo tipo de problemas. Por eso, asume que forma parte de la naturaleza humana tener errores y tú mismo, puedes cometerlos.

Define tu nivel de exigencia adecuadamente

En lugar de experimentar cientos de emociones que pueden perjudicarte como podrían ser por ejemplo, el enojo, enfado, la tensión, los incontables efectos del estrés o similares, gradúa tu nivel de exigencia en el terreno personal acorde a tus posibilidades reales.

Para ello, ten en cuenta que no puedes con todo porque cuentas con ciertas limitaciones que deberás superar. Solamente a partir de entonces, vivirás en mayor paz con respecto a ti mismo y podrás, al mismo tiempo, ser más feliz.

Valora los objetivos superados y celebra tus conquistas

Está muy bien tener objetivos y te recomiendo que también los tengas. No obstante, no debes permitir que dichos objetivos terminan sobreponiéndose a tu felicidad.

No, no se trata de perseguir aquellos retos que te supongan un menor esfuerzo ni nada así, solamente de aprovechar tu tiempo y poner énfasis en aquello que realmente es relevante para tu vida.

Por otro lado, no te olvides de celebrar los éxitos que consigas porque mejorarán notablemente tu estado de ánimo.

Ahora tú, ¿solías aplicar a tu propia vida el mensaje contenido en este artículo? ¿Por qué?

1 Response to "La felicidad es un trayecto, no un destino"

  1. Impecable tal y como recuerdo tus post. Gracias por seguir... Un besado enormeeee

    ResponderEliminar

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.