¿Por qué la felicidad nunca es completa?

Verdaderamente, por qué la felicidad nunca es completa es una de las cuestiones que más controversia generan por la infinidad de factores que inciden precisamente en el hecho de ser felices.  Mientras que parte de la población podría por ejemplo, no mostrarse satisfecha con todo aquello que tiene, anhelar un puesto de trabajo mejor, una economía más holgada, un apartamento en la playa para irse de vacaciones, contaron más posesiones materiales, o incluso no saber cómo disfrutar lo que tiene, los hay que simplemente son felices porque entendieron que es beneficioso para su salud.

Queramos o no, responder a por qué no existe la felicidad completa la vida, solamente es factible a través de la experimentación de distintos estados de ánimo desde la tristeza, ilusión, alegría, la propia felicidad y sobre todo, la enorme variedad de acciones que, conjuntamente con nuestras decisiones definen la vida que vivimos. Sin embargo, nos empeñamos en buscar la felicidad en aquello que no tenemos y no siempre somos totalmente conscientes de la necesidad de valorar a nuestra familia, las personas que están a nuestro lado para apoyarnos en todo y en general, diversas circunstancias que inciden en nuestra posibilidad de ser felices en base a situaciones cotidianas vividas.

4 Razones por las que la felicidad nunca es completa

En por qué la felicidad nunca es completa se exponen algunas razones que explican esta circunstancia.

Puedes estar de acuerdo conmigo la justificación que hacía anteriormente en relación con el significado de felicidad nunca es completa, pero tan solo quería mostrarte algunas de las circunstancias cotidianas en las que buena parte de la población querría experimentar una cierta mejoría conforme a sus vidas. Ahora bien, si me lo permites te mostraré cuatro de las razones esenciales que justifican por qué la felicidad nunca es completa y si lo deseas, puedes participar del debate posteriormente.

Aparente inconformidad continua


Una vez que descubres cómo se consigue la felicidad puedes abordar el que es probablemente uno de los problemas más importantes en este sentido, la inconformidad. Así pues, solemos tender a no estar conformes con nuestra vida, anhelar ciertos cambios o incluso mejoras y de esta manera, podemos experimentar una insatisfacción sobre nuestras circunstancias. Aunque percibas que existe algo que te falta y deseas cambiar por el motivo que fuese, trata de evitar que la inconformidad domine completamente tu posibilidad de ser una persona feliz.

Debes conocer la tristeza previamente


Al igual que sucede con algunos sentimientos como es el caso del amor, que para conocerlo de manera sincera debes haber descubierto antes su falta, sin tristeza no hay felicidad porque se trata de precisamente la emoción contraria que nos muestra este estilo de vida feliz que buscamos. Si deseas mantenerla contigo más tiempo, tienes que prestar atención a vivencias pasadas que te generaron sensación de tristeza para no olvidarlas y sobre todo, intentar no vivirlas en la actualidad.

Enseña a valorar aquello que tenemos


Numerosas veces no somos capaces de prestar la suficiente atención a lo que tenemos y podemos incluso dudar de su valía. Así pues, es posible que encuentres a tu alrededor gente increíble con la que compartir momentos entrañables, sonreír mucho, sentirte mejor contigo mismo al lado de estas personas e incluso aprender de ellas, pero puedes perfectamente también no valorarlas como debes. En lugar de aferrarte tanto en aquellas circunstancias que no tengas, esfuérzate más por valorar lo que sí tengas, porque a través de este cambio de mentalidad descubrirás rápidamente que la felicidad se basa en saber apreciar lo que tienes.

Genera aburrimiento


¿Te imaginas que despiertas un buen día y absolutamente toda tu vida es perfecta y feliz? Efectivamente, no tendrías nada por lo cual esforzarte, perderías buena parte de las ilusiones que quizás tengas ahora y en definitiva, te llevaría a un estado similar al aburrimiento, porque tendrías aquello que precisamente todos anhelan, la felicidad completa. Aunque seguramente en un principio te encantaría disfrutar de la circunstancia comentada, es bastante posible que con el transcurso de los días se apoderase de ti este aburrimiento que te comento que para nada resultaría beneficioso para ti.

Por último, quisiera decirte que lejos de un conjunto de necesidades evidentes como pueden ser, alimentarnos, relacionarnos con los demás, e incluso aún más lejos de buena parte de las necesidades casi ilimitadas que podrías enumerar rápidamente, no necesitas tantos lujos como un apartamento enorme con vistas al mar o un coche con mejores prestaciones, como quizás pensabas para convertirte en una persona feliz con lo que tienes. Aunque creas lo contrario, tienes que prestar atención a tus emociones, restar relevancia a lo material y disfrutar tu vida para construir tu propio ideal de felicidad. No olvides que la decisión de ser feliz se encuentra en tus manos y comienza precisamente por una opción personal.

¿Cuál es tu opinión acerca de por qué la felicidad nunca es completa?


0 Response to "¿Por qué la felicidad nunca es completa?"

Publicar un comentario

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.