Felicidad sin prejuicios

Comprender la felicidad sin prejuicios es una de las cosas que me siguen fascinando actualmente. Desconozco si es como consecuencia de la crisis de valores que atravesamos o no, pero diversas reacciones y respuestas periódicas darían cuando menos para una tesis por lo sorprendentes que son estas.


Como se indica en la fotografía, la temática tratada hoy es felicidad sin prejuicios.
Una forma extraordinaria de disfrutar la vida que mereces.

Lo más pasmoso de todo esto es que los hay que dicen no ser conscientes de sus prejuicios ni tampoco del desazón que ocasionan en las vidas de otras gentes. También están por supuesto, aquellos que afirman con rotundidad no tenerlos cuando prácticamente los utilizan en todo tipo de situaciones. Lo se, es preocupante y sorprendente por igual. Si me lo permites, hoy abordaremos la temática de los prejuicios y cómo podemos tener una vida mejor sin ellos. Interesante, ¿verdad? ¡Empecemos pues!

Los prejuicios son

Existen muchas definiciones del término, todas ellas son perfectamente respetables y válidas.

En una definición personal te diría que se entiende por los prejuicios aquellos procesos psicológicos de la comunicación humana que tienen lugar mediante el ejercicio del juzgar a otros seres humanos,  situaciones o contextos sin el correspondiente conocimiento de causa o si lo prefieres, sin conocimiento. De forma genérica y para que me entiendas, tienen lugar ante la exposición de por ejemplo una opinión o perspectiva personal e interiorizada concreta de la realidad fruto de la observación, respecto a una persona cualesquiera, situación diversa o también ante un contexto situacional específico.

Otras definiciones de prejuicios

Si nos dirigimos al Real Diccionario de la Lengua Castellana encontramos la siguiente definición de prejuicio: es la opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal. Si lo deseas pueden leer mas información acerca de esta definición en el Diccionario de la Lengua Castellana versión online.


Como estás comprobando, se trata de una acción cotidiana de la seguramente te hayas podido ver perjudicado en alguna ocasión.

¿De qué forma suceden los prejuicios?

El prejuicio busca atacar a otra persona con el único objeto de perjudicarla, dañarla, lastimarla y provocarle sufrimiento. Es por lo tanto, una forma de discriminación negativa que intenta bajo la conveniencia de la persona que lo realiza generar:
  • Opinión.
  • Duda.
  • Malestar en aquella persona objeto del prejuicio.


En cuanto a su origen, éste tiene lugar en nuestro cerebro por tratarse de un proceso psicológico de la comunicación de nuestra especie. En general, responden a:
  • Experiencias que fueron vividas en el pasado.
  • Principios distorsionados de la realidad para justificar dichas acciones o prácticas.
  • Ideales.
  • El propio conocimiento y desconocimiento de las personas que los cometen.


Son por lo tanto, meras especulaciones que ocasionan entre otros factores por ejemplo, la duda y en última instancia dolor en las personas que los sufren.

Combatiendo los prejuicios

No existe una varita mágica para terminar con los prejuicios, al menos yo no tengo ese poder. Sin embargo, quiero compartir contigo algunas premisas que correctamente aplicadas pueden ayudarte en tu camino para combatir los prejuicios. Por ese motivo, he recogido en estas líneas varios de los puntos que considero relevantes en la lucha contra los prejuicios.

Son los siguientes:

  • No tomar parte de juicios de valor u opiniones sin contar con la correspondiente experiencia real que así puedan interpretarlos. En ningún caso hacerlo cuando identifiquemos que generará sufrimiento o malestar.
  • Recuerda que nuestros sentidos tienden a engañarnos y las palabras quedan para siempre. Antes de hablar, juzgar o ante la mínima posibilidad de lastimar a alguien simplemente no tenemos que hacerlo.
  • No olvidar una cita célebre que dice algo así como: lo que no quieras para ti mismo no se lo hagas a los demás.



Con estas tres fáciles pautas y siempre y cuando las cumplas, evitarás muchas situaciones que no pueden desencadenar momentos de infelicidad.


Si te ha resultado útil este artículo, por favor, no te marches sin dejar tu comentario y compartirlo en redes con tus amigos.

0 Response to "Felicidad sin prejuicios"

Publicar un comentario

Antes de publicarse cualquier comentario ha de ser revisado por el equipo.